Más nos pica el hambre, kikirikí…

Mientras sigo explorando formas de sacar al blog de la parálisis en que se halla sumido desde hace más de cinco meses, sin sucumbir a la tentación de convertirlo en un mero eco de las más diversas intrascendencias y sinsentidos que se pueden encontrar en la Red, me gustaría compartir unos vídeos con los que me topé en YouTube por casualidad. El primero me llamó la atención mientras buscaba otra cosa (sí, ya, eso dicen todos siempre) y los otros aparecieron como vídeos relacionados. Acabé riendo a mandíbula batiente, no podía aguantar la risa.

http://www.youtube.com/watch?v=WPMTs2lS0ok

http://www.youtube.com/watch?v=vXQGv95dFnc

http://www.youtube.com/watch?v=EqFKMqpuQ3E

Antaño un programa de radio, y ahora su sucesor en la televisión, popularizaron el concepto de momento teniente, un fragmento de una canción que supuestamente lleva un mensaje oculto en un idioma distinto. Lo que sucede en realidad es que la pronunciación en la lengua original se asemeja a palabras de otro idioma que forman una expresión o frase medianamente coherente. Coloquialmente, “estar teniente” significa estar un poco sordo o no entender bien lo que otro dice.

Las letras de los tenientes anteriores plantean varios enigmas fundamentales para el futuro inmediato de la humanidad. Por ejemplo: ¿Qué era lo que no sabía Jimmy y qué evadió? ¿Quizá se evadió porque no sabía? ¿Se pueden comprar ciervos en Carrefour? ¿Sobrevivirá el pez que encontró Luis? ¿La insistencia en vaciar el Raid se debía a una plaga repentina de insectos? ¿Quién es la gente con palos que les cae mal? ¿Qué interés hay en oler un pantalón: acaso un fetichismo mal entendido? Un amigo dio su punto de vista sobre “más nos pica el hambre…” opinando que la letra le parecía “intelectualmente peligrosa”.

En fin, espero que os hayáis divertido un rato.

Publicado en Humor

Me encanta ver pantallas de error por ahí

Una de las pantallas de información de la estación de ferrocarril María Zambrano, en Málaga, mostró en un momento dado el siguiente aspecto.

La calidad de la imagen es muy mala, pero se puede distinguir el estilo de apariencia de Windows XP usando la combinación de colores verde olivo. La ventana corresponde a la notificación de “error en la secuencia de comandos de esta página”, cuando el motor de navegación de Internet Explorer encuentra un error de script mientras está incrustado en otra aplicación.

Publicado en WTF

¿Sirven de algo los envíos postales de propaganda electoral?

Uno de los elementos más cuestionables de cualquier campaña electoral en España es el envío de publicidad electoral por parte de los partidos que concurren a las elecciones. Cada uno de los envíos consiste normalmente en un sobre postal normal, con o sin destinatario, que contiene una carta del partido en cuestión (identificado o no en el exterior), firmada por alguno de sus máximos representantes, exponiendo los motivos por los que habría que otorgarle el voto. Además, se suelen incluir los sobres oficiales y las papeletas de los representantes del partido que remite la propaganda para que se depositen en la urna el día de los comicios, por si el destinatario del envío lo desea, claro.

Entre elecciones al Congreso y el Senado, a los Parlamentos de las Comunidades Autónomas, a los representantes municipales, y al Parlamento Europeo, como en esta ocasión, raro es el año en que no se convoca un proceso electoral en España. Aunque todos sus aspectos están regulados por ley, aparte del enorme gasto en papel, tinta y energía para hacer funcionar la maquinaria de impresión, tanto material como económicamente, y del trabajo adicional de distribución que supone para el servicio público de Correos, que se tiene que sufragar de algún modo, ¿es realmente eficaz la propaganda para que los partidos obtengan algún beneficio de ella en forma de votos adicionales? A los convencidos no creo que les influya mucho, pues pensarán votar al partido que hayan decidido mucho antes de la campaña; a los indecisos puede que les oriente o puede que no. La clave debe de estar entonces en estimar cuántos posibles electores están convencidos y cuántos no se han decidido por una opción o por otra. ¿Las agrupaciones y los partidos pequeños o con una representación algo menor que los grandes partidos, tienen acceso a estos medios y los recursos necesarios? Entiendo que la financiación de un proceso electoral corre a cargo, en gran medida, del Estado o de las Comunidades Autónomas, es decir, dinero público, con una aportación añadida de los presupuestos de los partidos (desconozco en qué medida).

Por otra parte, los procedimientos de fabricación, impresión y distribución de los sobres y las papeletas de votación también incurren en un gasto muy significativo, sin embargo tienen un objetivo fundamental en el proceso de elección. Probablemente deberán pasar muchos años para verlos desaparecer, sustituidos por otros sistemas más fiables y a la vez más rentables. El sufragio electrónico todavía no está suficientemente desarrollado como para extenderse a un ámbito territorial importante; tiene que enfrentarse a grandes retos técnicos y sobre todo a la desconfianza que implica algo sin existencia física, que no es tangible, que no se puede tocar o ver.

Al final, kilos y kilos, toneladas de papel de propaganda acabarán en la basura o en los contenedores de reciclaje, como manda el culto al usar y tirar en el que estamos inmersos. ¿Tanto gasto para nada? A lo mejor es que todo esto está perfectamente estudiado y el que se equivoca de cabo a rabo soy yo.

En fin, de las elecciones que se celebran en España, creo que las Europeas son las que más indiferencia o desinterés parecen producir en la población. Los políticos deberían tener en cuenta que el Parlamento Europeo se percibe como una entidad lejana, sin autoridad efectiva, sin una imagen coherente y de prestigio ante los organismos internacionales, más preocupada por cuestiones aparentemente intrascendentes que por resolver problemas urgentes y reales.

Publicado en Noticias y política

Megafonía en tren de alta velocidad: “preparar procedimiento”. ¿Qué?

Recientemente he tenido que desplazarme un par de veces a Sevilla para atender unos compromisos. Mi opción favorita de transporte ha sido el ferrocarril.

Hasta la puesta en marcha del servicio Avant por la línea de alta velocidad a través de Córdoba en febrero de 2008, pocas semanas después de la apertura de la propia línea, Renfe cubría la relación Málaga-Sevilla con trenes regionales diésel R-598, y anteriormente con material TRD, por la línea convencional. La línea de alta velocidad entró en funcionamiento a finales de diciembre de 2007, pero yo no había tenido ocasión de circular por ella todavía en su totalidad. Unos meses antes, en octubre, recorrí en Talgo 200 el trayecto Antequera (Santa Ana)-Córdoba-Madrid tras pasar el cambiador de ancho de vía desde la línea convencional (lo que yo consideraba como la parte más divertida del viaje, aunque supusiera un tiempo de espera adicional), ya que la conexión entre Antequera (Santa Ana) y Málaga no estaba terminada entonces.

En estos viajes a Sevilla vi la ocasión para recorrer la línea de alta velocidad Málaga-Córdoba-Sevilla en su totalidad. La novedad para mí era el tramo Málaga-Antequera (Santa Ana), con sus destacados viaductos y túneles, y en particular los dos túneles gemelos de vía única de Abdalajís, de unos siete kilómetros de longitud. Y justamente éstos protagonizan un detalle que me extrañó la primera vez: además de la locución que va anunciando la proximidad de las estaciones, unos minutos antes de llegar a los túneles de Abdalajís se escucha una voz que dice: “preparar procedimiento”. En el primer viaje no entendía qué significaba, aunque sí le eché un vistazo a la hoja informativa sobre los procedimientos de emergencia en túneles singulares (de vía única, comunicados entre sí por galerías) que viene colocada en los respaldos de los asientos. Ya a partir del segundo viaje asocié la locución con la inminente entrada en el túnel. Quizá se trate tan solo de un aviso rutinario, pero el mensaje me sigue pareciendo confuso.

Por otro lado, una de las quejas más frecuentes sobre el servicio Avant ha sido la descompensación entre los precios de los billetes y la reducción en la duración del viaje con respecto al servicio regional: el billete de ida Málaga-Sevilla en Avant cuesta casi el doble que en R-598, sabiendo que el primero tarda dos horas en completar el trayecto y, el otro, dos y media. A su vez, el Avant Málaga-Córdoba sale más económico que el AVE con el mismo tipo de tarifa y la diferencia en tiempo de viaje es mínima. Ya veremos cómo se reestructurarán los servicios cuando se habilite la línea de alta velocidad Sevilla-Antequera (Santa Ana), que se está construyendo actualmente.

Publicado en "Ferroviadas"

¡Gracias, Roberto, enhorabuena!

En España ya se pudo ver hace casi tres semanas, pero he querido esperar a que se emitiera la última participación de Roberto Sánchez, en Saber y Ganar, por la versión americana del canal internacional de Televisión Española, que lleva varias jornadas de retraso. Finalmente le quedó en el reto la palabra independiente con una acepción de uso poco común: dicho de una persona, que sostiene sus derechos u opiniones sin admitir intervención ajena.

Roberto acumuló 56.450 euros en 76 programas, lo que supone una media de 740 euros por edición aproximadamente. Sin contar las reincorporaciones, se ha situado en la quinta posición de la clasificación de permanencia en el programa en primera etapa. De esta forma queda por detrás tan solo de Javier Dávila, Victoria Folgueira, Manolo Romero y José Manuel Dorado, manteniéndose este último como el único concursante con la formidable marca de 100 programas consecutivos, el máximo permitido en la competición regular.

Roberto inició su participación y obtuvo la condición de magnífico en 2008 y permaneció en el concurso a lo largo de las primeras semanas de este año. Por tanto, estará invitado a la celebración del decimotercer aniversario, que podremos disfrutar en febrero de 2010. En su compañía ningún otro jugador alcanzó los 7.000 euros, aunque alguno estuvo cerca de conseguirlo, por lo que Roberto es por el momento el primer y único magnífico de 2009.

Dentro de unas semanas se embarcará en un viaje a varias ciudades alrededor del mundo. ¡Disfruta de esa aventura, campeón!

Publicado en Crónicas hercianas

Vomitivo

El título de esta entrada va a tono con el anuncio de un operador de telefonía móvil que se puede ver en televisión estos días. Un señor recibe la última factura de su teléfono móvil, sube a su casa, abre el sobre y, visiblemente trastornado al observar que el importe es mucho mayor que el esperado, vomita mientras una voz en off pregunta: “¿te cuesta digerir la factura de tu móvil?”

El anuncio en sí es bastante desagradable, sobre todo cuando lo pasan a unas horas en que la gente suele estar comiendo o haciendo la digestión. ¿Tan lejos tiene que llegar la publicidad para llamar la atención de esta manera? Quizá la agencia responsable haya pretendido justamente potenciar un efecto de boca a boca, que se hable del anuncio aunque sea mal (justamente lo que yo estoy haciendo con este mensaje), pero a mí me parece una idea contraproducente que podría afectar negativamente a la imagen de la empresa anunciada, más a medio plazo que a corto plazo. En fin, ellos son los expertos en marketing, no yo, así que si consideran que con esta actitud se llega a algún sitio por algo será.

¿Y a ti, qué anuncios de televisión te cuesta digerir?

Publicado en Crónicas hercianas | 2 comentarios

Y el año pasado no hablé de ella…

Escribo esto para decir que a principios del año pasado fui tío por segunda vez y que, por tanto, mi sobrina Andrea ha cumplido estos días sus primeros doce meses. Es una niña preciosa, al igual que su hermana Alejandra, que ya tiene casi tres años y medio. Los familiares y amigos cercanos de sus padres lo celebraremos este fin de semana.

Por razones diversas me abstengo de publicar aquí fotos de ellas, que a saber qué clase de degenerados pulula por ahí…

Publicado en Familia